Veamos cómo funciona la Aerotermia Renovable. Las bombas de calor aerotérmicas toman energía térmica o refrigerante del aire exterior para transferirla a un fluido caloportador que circula por el interior de las estancias, calentando o acondicionando este último. En el caso de las bombas de calor de absorción de gas, este fluido es una mezcla de agua y amoníaco y permite que las unidades funcionen a bajas temperaturas, incluso tan bajas como -20 ° C.

Aerotermia Renovable

Por «energías renovables»

Entendemos aquellas formas de energía generadas a partir de fuentes que, por su característica intrínseca, se regeneran o no son «agotables» en la escala temporal «humana» y, por extensión, cuyo uso no afecta los recursos naturales para generaciones futuras.

Se reconoce como tal la energía eólica, solar, aerotérmica, geotérmica, hidrotermal y oceánica, hidráulica, biomasa, gas de vertedero, gases residuales de procesos de depuración y biogás.

Aerotermia Renovable
Aerotermia Renovable

¿Qué es y cómo se puede explotar la fuente de energía renovable aerotérmica?

La energía aerotérmica se puede denominar brevemente como el calor presente en el aire exterior, incluso si este aparentemente se encuentra a una temperatura baja para nuestro clima, es decir, según nuestra percepción.

De hecho, incluso a temperaturas por debajo de cero, el aire sigue teniendo un contenido térmico que puede aprovecharse ventajosamente si se hace pasar al exterior de un serpentín con aletas dentro del cual circula un fluido a temperaturas incluso más bajas.

El aire tiene un contenido energético que se puede aprovechar incluso a temperaturas muy bajas, siempre que se cuente con la herramienta adecuada para aprovechar este calor. La mayor parte de este calor se deposita en el aire por la radiación solar a su paso por la atmósfera.

La temperatura media del aire es muy variable durante el año

También varía según la ubicación considerada, ya que puede estar influenciada por factores como la exposición solar, la presencia de vientos más o menos intensos y otros factores climáticos similares.

Sin embargo, la tecnología de las bombas de calor aerotérmicas también ha permitido aprovechar este calor, creando unidades que pueden extraerlo del aire para transferirlo también a ambientes calientes, como en el caso de las bombas de calor de absorción de gas metano, con una temperatura externa. De – 20 ° C, con eficiencias muy por encima del 100%.

De hecho, las bombas de calor de aire permiten extraer el calor de baja entalpía presente en el aire ambiente y transferirlo a un fluido caloportador que sirve a los ambientes con aire acondicionado. A menudo, este proceso se puede invertir para lograr alternativamente la calefacción en invierno o el aire acondicionado en verano con el mismo equipo.

El funcionamiento se basa en la presencia en la bomba de calor de un fluido refrigerante que se evapora debido al calor del aire exterior, para luego condensarse dando calor al fluido caloportador.

Aerotermia Renovable
Aerotermia Renovable

¿Cuánto puedo ahorrar con la aerotermia?

Los sistemas de climatización por aerotermia te permitirán ahorrar hasta un 70% de tu factura. Sin embargo, el ahorro dependerá principalmente del tipo de combustible que utilizases anteriormente.

En el siguiente ejemplo hemos escogido una vivienda unifamiliar situada en Madrid de 100 m2, con aislamiento térmico medio y una temperatura de confort de 22 °C:

Aprovechar las energías: Aerotermia Renovable

La aerotermia renovable nos permite, por tanto, crear sistemas térmicos que puedan aprovechar las energías renovables en porcentajes muy elevados sin pesar excesivamente los costes de construcción del sistema.

Y, eligiendo la tecnología adecuada, difícilmente existe una situación en la que no encontremos la forma de recuperar esta aportación que, una vez más, la naturaleza nos pone a disposición de forma gratuita, las 24 horas del día, los 365 días del día. Año.

Componentes principales de un sistema de aerotermia

Para disponer de calefacción y agua caliente sanitaria en nuestra vivienda a través de aerotermia renovable, nuestro sistema debe contar con una bomba de calor aire-agua, un depósito de inercia y un depósito de ACS.

Es el componente principal de la instalación y podemos distinguir dos tipos principales las bombas de calor aire-aire y las bombas de calor aire-agua. La principal diferencia que encontramos es su funcionamiento.

  • Las bombas de calor aire-aire: permiten extraer energía del aire para calentar o enfriar la estancia. Este tipo de aerotermia no funciona para ACS.
  • Las bombas de calor aire-agua: permiten aumentar o disminuir la temperatura del agua. Por tanto, pueden utilizarse para ACS, calefacción y refrigeración.

La eficiencia de la bomba de calor se mide mediante el COP (Coeficiente de operación). Este nos indica el rendimiento, es decir, la cantidad de kWh que es capaz de producir por cada kWh que consume. El COP varía entre 2 y 6 en función de la temperatura exterior e interior y la calidad de la bomba de calor. Todos los fabricantes nos proporcionarán esta información.

Instalación de aerotermia

Para disfrutar del sistema de aerotermia renovable, será necesario adquirir un equipo adecuado, contar con el espacio correspondiente para colocarlos y un técnico especializado que se encargue de instalarlo correctamente.

El sistema de instalación de la aerotermia viene con estructuras que vienen premontadas de fábrica. Aun así, requiere de un instalador con conocimientos específicos en esta tecnología y de un tiempo de al menos tres días para su correcta instalación.

Ventajas de la aerotermia

  • Es la calefacción más eficiente, ya que es la que menos consume. Trasladando esto a una factura, la calefacción por aerotermia sería un 25% más barata que la calefacción por gas.
  • No necesitas contrato de gas, GLP o gasóleo, ya que podrás calentar el agua y tener calefacción sin caldera de combustión.
  • Puede ser utilizado tanto en invierno como en verano gracias a su sistema de refrigeración.
  • Ahorro en la factura de la luz. Si tu calefacción actual es eléctrica, ahorrarás en tu factura, ya que la aerotermia consume 3 o 4 veces menos energía eléctrica (kWh) que el resto de sistemas de calefacción eléctricos.
  • Es un sistema más seguro que las calderas tradicionales
  • No necesita apenas mantenimiento.
  • Energía renovable y sostenible.

Inconvenientes

  • El desembolso inicial es más alto que para el resto de instalaciones, pero compensa con el ahorro en el consumo.
  • Se necesita de espacio en el exterior de la vivienda para colocar el compresor.
  • En zonas muy frías, con largos periodos de temperatura bajo cero, el rendimiento se puede ver afectado. En este caso tendrá que consumir un mayor porcentaje de energía eléctrica.
  • Para que sea lo más eficiente posible es necesario contar con suelo radiante o, en su defecto, radiadores de baja temperatura, lo que puede suponer un mayor coste o una gran obra en la vivienda.