La mayoría de las veces cuando se solicitan los servicios de un cerrajero es en emergencias y no se observan ciertos aspectos que hay que tener en cuenta. La premura hace pasar por alto lo verdaderamente importante de poner la seguridad en manos de personas que no se conocen. Por eso, este post muestra lo que hay que considerar antes de llamar a un experto en bombines y cerraduras.

1.- Experiencia y solidez en el mercado

Un cerrajero Jaén de total confianza es aquel que tenga tiempo haciendo todo tipo de trabajos o que, siendo nuevo en el mercado, pueda dar fe de su responsabilidad y honestidad. Pero, ¿cómo saber esto? Hay varias maneras de conformar la virtud profesional de estos expertos en seguridad:

  • Una página web: con la información detallada de la empresa, los servicios que prestan los horarios, la ubicación de la planta física y, posiblemente, la reseña de sus clientes.
  • Años de experiencia: para los consolidados en el mercado es posible que ya hayan trabajado aún antes de la creación de internet y sean conocidos en la comunidad antes de dar el salto digital.
  • Referencias de conocidos: la información de boca a boca es una manera de contactar buenos cerrajeros que hayan prestado servicio de calidad a amigos o familiares, quienes, además, son el primer recurso al cual se acuden en casos de necesitar este tipo de servicios.

2.- A toda hora: servicio 24/7

Una buena cerrajería Jaén 24 horas es aquella que está dispuesta a sacar a sus clientes de apuros en la madrugada, la noche de un domingo o en zonas alejadas y al término de la distancia. Los cerrajeros de calidad saben que las emergencias no tienen horario laboral o de oficina.

Una puerta cerrada con una llave perdida, dejar dentro las llaves del coche o ser presa de ladrones puede suceder cuando menos se espera y es en ese momento en los que los cerrajeros deben responder. Una empresa de este tipo sin servicios de emergencia es poco fiable.

3.– Diversidad de conocimientos

Los buenos cerrajeros no solo sacan copias de llaves y abren puertas cuando estas se pierden o rompen dentro del cerrojo. Son expertos en muchas otras áreas como:

  • Coches: conocen de cerraduras de última generación en automóviles modernos o saben de seguridad adicional para vehículos como palancas o sistemas de alarmas.
  • Automatización: gracias a la tecnología, los cerrajeros pueden automatizar portales, puertas de casas o empresas, regular el control de acceso e instalar cerrojos inteligentes que se abren con mandos a distancia, aplicaciones móviles o códigos de seguridad.
  • Cajas fuertes: son otra especialidad de estos versados en seguridad. Pueden instalar, reparar o abrir estos dispositivos sin dañarlas y con total apego a las leyes.
  • Sistemas de alarma y alta seguridad: los cerrajeros pueden instalar circuitos cerrados de tv, cámaras de seguridad y alarmas. Dependiendo del nivel requerido, pueden ofrecer asesoramiento a sus clientes sobre lo que más les convenga para mantener el hogar o negocio protegido de ladrones e intrusos.

4.- Acreditaciones, presupuestos y garantías

Esto es algo muy importante. Los cerrajeros deben estar acreditados y certificados para operar. Se trata de personas a las que se les confía la seguridad de bienes y seres queridos y esto no es nada fatuo.

Una empresa de cerrajería debe tener a disposición de sus clientes todos los permisos legales para funcionar, así como las áreas para las cuales están facultados para trabajar.

Por otra parte, cuando un cliente solicita un trabajo, los cerrajeros responsables entregan un presupuesto detallado para que en este documento consten los materiales, marcas e insumos que serán usados para el mismo. Finalmente, tiene que ofrecer garantías para lo que van a realizar a fin de poder confiar en ellos.

5.- Seguros

De acuerdo con el trabajo que vayan a realizar, los cerrajeros deben brindar un seguro contra daños. Por ejemplo, si cambian un cerrojo e involuntariamente dañan parte de una puerta, persiana o ventana, deben hacerse responsables de los costes de esta, pues se trata de propiedad ajena.

Las empresas certificadas de cerrajeros no solo tienen un personal que no permite este tipo de daños, sino que puede correr con los gastos en caso de algún contratiempo.