Para mucha gente el sueño de tener una vivienda propia puede ser una realidad, ya que las casas prefabricadas pueden costar hasta un 70% menos que las tradicionales. Esto dejaría un margen bien grande del presupuesto para acondicionar el hogar con tejados adecuados y detalles decorativos internos como muebles, persianas y más.

Estas son tres recomendaciones para tener una casa ecológica y hermosa desde los cimientos.

1.- Casas prefabricadas: belleza, ahorro y ecología

Las casas prefabricadas Canarias son un tipo de construcción que se hace de manera industrializada y con el apoyo de empresas constructoras. Estas diseñan y elaboran las piezas que componen las paredes, suelos y techos del inmueble que luego, se ensamblan y rematan con detalles y revestimientos finales en el lugar donde estará la nueva morada.

Esta producción de módulos permite que las casas prefabricadas o modulares sean más baratas que las que se edifican in situ ladrillo sobre ladrillo. El ahorro de dinero no tiene nada que ver con la calidad de los materiales, sino con el tiempo récord en el que se termina cada componente de la vivienda.

El resultado es una casa moderna, adaptada a las nuevas tendencias del diseño y, sobre todo, enfocada en el ahorro energético, pues se hace pensando en que sea eficiente en lo que al uso de electricidad y gas se refiere. Estas son las ventajas de estas viviendas:

  • Admiten gran versatilidad de diseños, estilos y dimensiones.
  • Son altamente personalizables a gusto del cliente.
  • Se hacen en unos pocos meses.
  • Son energéticamente eficientes.
  • Permite costes adaptados a cada necesidad.
  • Tiene un mínimo impacto en el medio ambiente en cuanto a la contaminación por el uso de materiales ecológicos reciclados y reciclables.

2.- Diagnóstico y mantenimiento de tejados: una necesidad ineludible

La reparación de cubiertas y tejados es una necesidad ineludible para todo dueño de cualquier tipo de inmueble. Los profesionales en esta área pueden hacer una inspección y diagnóstico de cada techo y ver lo que el ojo inexperto no puede.

De esta manera, los problemas de goteras, humedades, desconchamiento y deterioro de las cubiertas pueden detectarse a tiempo y antes de que causen daños a la estructura del inmueble. Por ende, el coste de reparación o mantenimiento será mucho menor y las soluciones se harán en menos tiempo.

Los expertos realizan un diagnóstico exhaustivo del problema antes de iniciar cualquier servicio. Identifican el origen del mismo y para ello, utilizan herramientas de vanguardia como cámaras termográficas e inspecciones con drones.

Al hacer esto son capaces de identificar no solo goteras notables, sino también otros problemas subterráneos que pueden provocar más daños.

En función de cada diagnóstico ofrecen soluciones individualizadas. Son expertos en varios tipos de tejados, desde los tradicionales hasta las opciones más vanguardistas y respetuosas con el medio ambiente. El alcance de las reparaciones varía desde el parcheo de pequeñas grietas y la sustitución de tejas rotas hasta la reconstrucción completa de las secciones afectadas del tejado o en su totalidad.

¿Por qué las persianas son mejores que las cortinas?

Cuando se trata de elegir la belleza y practicidad para el hogar nada mejor que acudir a los persianistas en Madrid centro. Estos no solo hacen reparación a todo tipo de persianas de ventanas o puertas, sino que son capaces de asesorar en la materia.

En los últimos años, se han redescubierto las ventajas de contar con personas en lugar de cortinas y es que esto salta a la vista:

  • Estilo moderno: los estores o persianas son una gran opción para quienes desean un aspecto minimalista y contemporáneo. Son la alternativa perfecta para estancias vanguardistas por su aspecto sencillo y su capacidad para integrarse con otros elementos del espacio.
  • Aislamiento térmico e intimidad: las persianas pueden proporcionar una capa adicional de aislamiento térmico y mucha más intimidad que las cortinas. Se trata de un componente crucial para controlar de manera eficaz la temperatura interior de la vivienda.
  • Control de la luz natural: gracias a la gran variedad de tejidos o materiales es posible controlar la cantidad de luz que entra en una habitación, lo que permite diseñar espacios que se adaptan con precisión a las necesidades y gustos de cada quien.