Cuando nos disponemos a decorar los diferentes espacios del hogar, nos hace mucha ilusión la selección de los colores de las paredes, el estilo de los muebles, cortinas, adornos y más. Todo en su conjunto es una interpretación de lo que somos, lo que nos gusta y de lo que queremos proyectar en nuestra propia intimidad y cuando nos visitan amigos y demás familiares. 

Por eso, el proceso de decoración no puede tomarse a la ligera. Se trata de un proyecto que si bien, puede llevar a cabo cualquier persona que tenga algunos conocimientos sobre diseño, requiere de una buena planificación para que todo quede tal como lo tenemos en nuestra mente. Para ello, una excelente idea es acudir a tiendas especializadas que, además de contar con variedad de muebles y estilos decorativos, nos pueden orientar durante todo el proceso. 

En ese sentido, una tienda de muebles es una excelente aliada porque cuenta con una amplia variedad y además, está al día con las tendencias del mundo del diseño de interiores y exteriores. Así que la intención de este artículo es ofrecer algunos consejos prácticos y actualizados para que puedas inspirarte y diseñar ese espacio o rincón del hogar como toda una profesional. 

Apuesta siempre por la ergonomía

Si hablamos de tendencias en estos últimos años, hay que resaltar que la ergonomía y contar con muebles realmente cómodos es una prioridad. De nada nos vale un bonito sofá si este al sentarnos no nos abraza plácidamente para pasar el rato compartiendo con invitados o para ver una película frente a la TV. 

Debemos crear un equilibrio entre una alta estética que nos permita proyectar una imagen exclusiva y la comodidad y calidez que todo hogar debe tener. 

Las tendencias evocan los muebles con tejidos suaves y colores alegres que crean contrastes en la habitación. Por ejemplo, en un salón, los sofás en L son muy demandados en el mercado porque son resistentes, de diseños muy bonitos y además, son ideales para grandes familias. 

Los sofás de diseño tienen la ventaja de adaptarse a todo tipo de espacios y además, aportar a toda la decoración mucha elegancia y buen gusto. Este tipo de muebles se pueden combinar con hermosos sillones de colores que contrasten, mesas de centro, auxiliares y muebles de TV. 

Lo vintage no pasa de moda

Otra opción de diseño y decoración con la que es muy difícil equivocarse es con el estilo vintage. El gusto por lo antiguo y lo que fue furor en temporadas anteriores sigue estando en tendencia. Lo importante es saber combinar y darle ese carácter protagónico a una pieza que sea el centro de atención en un espacio. 

Esto se puede hacer en la habitación principal con una cama de este estilo o en el salón con un mueble especial que contraste con el resto de la decoración. También puede ser el eje central de todo el diseño de interiores, pero mezclando otras tendencias modernas como lo son las persianas, el estilo de las lámparas, entre otros detalles cautivadores. 

El diseño sostenible

La renovación de muebles antiguos es otra idea que no puedes desechar. Especialmente porque las nuevas corrientes de diseño reclaman saldar cuentas con el medio ambiente. Darle una segunda oportunidad a un mueble que era de tu abuela o de una querida tía, habla muy bien de tus valores y del gusto por lo que realmente merece la pena. 

Lo trascendente en este caso es acudir a profesionales que te ayuden con esta renovación para que tal pieza recupere el valor que tenía y marque un punto de referencia en tu decoración. Un ejemplo de ello puede ser un viejo aparador, una vitrina, una cómoda o incluso, un sillón. 

Muebles a medida

Otra tendencia en diseño y que permite tener un estilo único y exclusivo es comprar muebles a medida. Esta opción ofrece muchas ventajas porque puedes aprovechar cada rincón y metro cuadrado de tu hogar.