¿Cómo deshacerse del olor a perro en la casa?

Los que tenemos mascotas las adoramos y procuramos lo mejor para ellas. Son parte de la familia y nos acostumbramos a su presencia, pero esta convivencia a menudo implica consecuencias no del todo agradables; tal es el caso del molesto olor que tienen los perros.

Si bien la limpieza de la mascota influye, así como la raza –unas huelen más que otras- el olor a perro puede llegar para quedarse en nuestras casas.

Existen algunos tips y trucos para minimizar estos desagradables olores y poder tener una casa que huela bien, aunque las mascotas permanezcan dentro. Toma nota.

Aceites esenciales

Una parte de agua destilada, una parte de alcohol y 10 gotas de tu aceite esencial favorito obrarán maravillas en tu hogar. Usa cualquiera, pero que su aroma sea potente: limón, citronella (que además repele insectos), lavanda (destruye ácaros y ahuyenta escorpiones). El aroma no es invasivo como el de los aerosoles y además, no daña el medio ambiente ni perjudica la salud de los habitantes de la casa. En lugar de comprar ambientadores químicos, costosos y nada ecológicos, prepara esta sencilla y económica receta casera.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es un desodorante natural muy efectivo. Tiene la particularidad de que absorbe los olores como si fuera una esponja. Puedes colocarlo en pequeños recipientes en rincones de tu casa, a los que tu perro no tenga acceso, espolvorearlo sobre las alfombras  y luego aspirarlas, o mezclarlo con vinagre blanco y rociarlo en muebles, cortinas y almohadones donde tu perro suela sentarse.

Prioriza la limpieza

Puede que sea una perogrullada, pero mientras más limpia tengas la casa, menor será la probabilidad de que el olor a perro sea penetrante e imposible de erradicar. Limpia los pisos con un desinfectante de buena calidad y en una concentración un poco mayor a la recomendada en el envase. No permitas que tu mascota se suba a los muebles y, si lo hace, coloca una manta o funda que puedas lavar con frecuencia. Si es posible, coloca al sol una vez por semana almohadas, almohadones, mantas y todo lo que esté en contacto directo con el animal.

Mantén a tu perro sano

Como ya dijimos, el olor a perro es algo inherente al animal, pero un excesivo mal olor puede ser indicativo de problemas de salud en tu perro. Báñalo por lo menos una vez al mes y cepíllalo a diario; si agregas una taza de vinagre de manzana al agua de su último enjuague, le dará brillo al pelo de tu perro y retardará la generación de malos olores. Cuida su dieta y evita darle alimentos que le produzcan flatulencias. Cepíllale los dientes frecuentemente y, de ser necesario, haz una cita anual con el veterinario para una limpieza dental más profunda; la acumulación de bacterias en la boca, además de peligrosa, puede ser la principal fuente de malos olores. Asimismo, infecciones de oídos, glándulas anales congestionadas o enfermedades de la piel, pueden generar bacterias que con la humedad propia del animal desencadenan olores muy desagradables.

Tener una mascota en casa trae inmensas alegrías, pero también algunos inconvenientes. Esperamos que estos consejos te sirvan para minimizar el problema específico del desagradable olor a perro en la casa.

Leave a Comment

FrenchItalySpain

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies more information

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies

Cerrar