Comprar una vivienda es una de las decisiones más importantes de la vida de cualquiera. Es por ello por lo que una de las principales preocupaciones de los compradores es la contratación de un Seguro de hogar que proteja la vivienda frente a posibles accidentes o problemas. De hecho, más del 75 % de los hogares españoles cuentan con un seguro del hogar

¿Qué es un seguro del hogar y qué garantías incluye?

Un seguro del hogar es un tipo de seguro que protege la vivienda ante los riesgos y responsabilidades que deriven de la misma o de las personas que viven en ella. Así pues, el seguro de hogar protegerá al titular de la póliza ante cualquier pérdida económica que pudiera derivar de accidentes, desperfectos, o daños materiales provocados en la vivienda por el agua, por un incendio, por una explosión, por otros fenómenos atmosféricos, por un robo y por otras eventualidades.

En definitiva, el seguro del hogar incluirá las siguientes garantías:

  • Daños materiales que se produzcan en la vivienda como consecuencia de un siniestro.
  • Responsabilidad civil del titular del seguro del hogar por daños provocados a un tercero.
  • Servicios como la asistencia en el hogar, el asesoramiento o la asistencia jurídica, entre otros.

¿Es obligatorio tener un seguro del hogar?

De acuerdo con la legislación española, no es obligatorio contratar un seguro del hogar, salvo que se adquiera una vivienda a través de una hipoteca. Así pues, el seguro del hogar solo será obligatorio para que se conceda la hipoteca. No obstante, no es obligatorio que el seguro de hogar que se contrate para conseguir una hipoteca esté vinculado a ella, es decir, no se tiene por qué contratar el seguro de hogar con la misma entidad bancaria con la que se contratará la hipoteca.

En cualquier caso, y a pesar de que la contratación de este tipo de seguros no es obligatoria en España, es recomendable para que la vivienda y sus habitantes estén protegidos frente a posibles eventualidades.

Las ventajas de tener un seguro del hogar

Los seguros del hogar cuentan con una serie de ventajas que se deberán tener muy en cuenta para decidir sobre su contratación. Son las siguientes:

  • Buena inversión: resolver cualquier incidente que tenga lugar en la vivienda es bastante caro. En comparación, el precio de un seguro del hogar es mucho menor y, además, suele ser bastante asequible.
  • Asegura la vivienda frente a los robos: la mayoría de los seguros del hogar cubren las pérdidas y los desperfectos que se hayan ocasionado en la vivienda durante un robo.
  • Rapidez: lo habitual es que las reparaciones que corran a cuenta de la compañía de seguros se lleven a cabo de forma rápida y efectiva.
  • Asistencia jurídica: la mayoría de los seguros del hogar incluyen la protección jurídica de su titular, de forma que la aseguradora asumirá los costes derivados de un posible conflicto jurídico derivado de una negligencia o de un robo, por ejemplo.

Sin duda, los seguros de hogar son un producto de gran utilidad y con multitud de ventajas que aportan tranquilidad a los propietarios de una vivienda.