El coche se convierte en un instrumento clave para el desarrollo de la vida de las personas. La importancia de la contratación de un seguro para su uso radica principalmente en el apoyo que brinda en caso de accidente o percance, cubriendo la reparación de daños a las posibles víctimas, al propio auto, los gastos médicos e incluso asistencia ante problemas de índole legal asociados al siniestro.

El uso de un vehículo se convierte en una herramienta prioritaria en el día a día de las personas y familias en lo que concierne al empleo, la salud, el ocio o tareas esenciales y rutinarias como la compra. Los desplazamientos hasta el puesto de trabajo, el supermercado de referencia, el centro de salud habitual o las escapadas de fin de semana para divertirse o hacer cosas distintas, hacen indispensable el uso frecuente de una medio de transporte cómodo, confortable y manejable como es el coche.

La contratación de un seguro de coche fiable y bien dotado para poder llevar a cabo todas estas acciones tan comunes de forma tranquila y segura, adquiere vital importancia para todas las personas y más aún cuando se viaje con niños o familiares a bordo. Además de ser algo obligatorio, aporta cobertura y atención tanto de forma particular como ante terceros en caso de producirse cualquier accidente o incidencia. 

Los distintos tipos de niveles y pólizas existentes, como el de www.allianz.es/seguro-de-coche.html así como sus modalidades (en orden, desde el más básico al más completo: seguro a terceros con asistencia; a terceros ampliado; a todo riesgo con franquicia; a todo riesgo sin franquicia), van en consonancia del respaldo y garantía proporcionado al usuario que lo contrata, protegiendo en mayor o menor medida. 

En todos los casos, los seguros de coche brindan un abanico de servicios básicos y esenciales para ir por la vida con la tranquilidad de que, si en algún momento sucede algo inesperado, una compañía especializada y con los conocimientos necesarios sobre cómo proceder, responderá por ti.

Rotura de cristales, asistencia en viajes, robo, incendio, accidentes, colisión con animales. Son solo algunos ejemplos de las situaciones en las que un conductor puede verse involucrado, y ante lo que el seguro contratado, en función de las necesidades y prioridades de cada cual, ofrece cobertura y asistencia.

¿Cómo elegir y contratar el seguro del coche?

La contratación de un seguro de coche es un procedimiento muy sencillo que requiere únicamente tener en cuenta un paquete de información básica en relación con el modelo de vehículo, la fecha de matriculación o la antigüedad del asegurado como conductor (fecha de expedición del carnet). También se tienen en cuenta aspectos como los antecedentes del asegurado en otras compañías, y el número de cuenta de domiciliación o la tarjeta de crédito con la que se efectuará el pago de los recibos, así como el perfil general en cuestión como conductor (edad, donde duerme el coche, kilómetros de media que se realizan al año, nivel de tráfico y riesgo de la ciudad por la que se va a circular predominantemente…) y las características del vehículo asegurado.

Entre los packs de contratación de seguro de coche disponibles, destaca como el más frecuente y solicitado el de gama media, denominado básico + robo, es decir el seguro a terceros ampliado, confeccionado para quienes buscan una protección que vaya algo más lejos de la más básica y económica (la decretada por ley para poder circular), a un buen precio razonable y asequible, en el cual se incluyen garantías tales como robo e incendio, por fenómenos de la naturaleza y por colisión con animales cinegéticos, además de lo ya habitual de reparación de lunas y coche de sustitución. 

Ya en otro nivel, como servicio premium, el seguro a Todo Riesgo proporciona garantía plena por daños tanto a terceros como propios, y suma servicios extras de peritación online sin esperas o una amplia red de talleres profesionales de calidad a disponibilidad del usuario.